De las entrañas de la Tierra a la mesa

Las plantas de envasado de agua mineral se encuentran siempre y de forma obligada en los mismos puntos de alumbramiento, y además el transporte de agua desde el punto de alumbramiento hasta la botella o garrafa final de consumo debe hacerse por un circuito cerrado y continuo que proteja el agua de toda contaminación a la vez que mantiene sus propiedades y características naturales. 


Desde 2010, en España

las aguas minerales de diferentes manantiales pueden ser comercializadas bajo una misma marca comercial.

Por eso, para saber qué agua estás bebiendo, debes buscar en la etiqueta el nombre del manantial del que fue tomada. Todas las aguas minerales proceden de manantiales o pozos declarados de utilidad pública y cumplen con los requisitos legales de salubridad, pero no todas son iguales.

Fíjate qué agua te ofrecen, prueba, aprende a diferenciar los tipos de agua por sus cualidades organolépticas y elige el mejor manantial según tus necesidades y la ocasión.