Equilibrio Hídrico

Para conservar la salud es imprescindible mantener los equilibrios químicos que soportan las relaciones bioquímicas de las diferentes células y órganos del cuerpo, -lo que se conoce como homeostasis- y una hidratación suficiente es el fundamento básico para alcanzar este equilibrio.

Consecuencias de la deshidratación:

Bebés, ancianos, embarazadas y deportistas o personas sometidas a esfuerzos físicos o bien obligadas a trabajar en ambientes cálidos son grupos de riesgo de sufrir deshidratación. ¿Podrías identificar los síntomas de la deshidratación?


Enfermedades asociadas a la deshidratación:

Una adecuada hidratación corporal es básica para mantener la homeostasis corporal, que son las condiciones dentro de las cuales las células y órganos del cuerpo funcionan de forma adecuada. Si la cantidad de líquido del cuerpo disminuye, las condiciones ambientales se vuelven estresantes para las células. 


La deshidratación se asocia con los siguientes problemas de salud:

Riesgo de caídas

Infección del tracto urinario

Formación de cálculos renales

Enfermedad dental

Trastornos broncopulmonares

Cáncer

Estreñimiento

Dolores de cabeza y migrañas

Mortalidad en individuos mayores