Lluvia ácida

El fenómeno de la lluvia ácida se debe al exceso de SO2 en la atmósfera –por la quema de carbones y otros combustibles, principalmente-, que se combina con el oxígeno y el agua para formar ácido sulfúrico -H2SO4- que pasa a los suelos y las aguas superficiales. En especial en zonas de clima frío, donde la actividad metabólica es insuficiente para consumir este aporte extra de azufre, las plantas y organismos sufren la quemadura química del ácido sulfúrico, pudiendo llegar a desaparecer bosques enteros. El otro factor de riesgo son los suelos naturales ácidos –como los derivados de rocas graníticas- pues el medio carece de bases con las que neutralizar el agua.

¿Quieres saber en qué zonas de Europa es mayor el riesgo  lluvia ácida?



Los efectos de la lluvia ácida se dejan sentir sobre todo en las zonas más industrializadas y frías de Europa.

La sensibilidad a la lluvia ácida es mayor en las zonas graníticas con de suelos ácidos.